Robo Advisors: Así es la automatización de las inversiones, pros y contras

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tener un sistema de inversión más eficiente y económico es la meta de muchos gestores y especialmente ahorradores. A esto se une que sea más accesible. Y es que, a pesar de la globalización de las finanzas, muchos productos quedan lejos de las posibilidades de muchos inversores, principalmente por su coste o porque imponen unos mínimos de inversión muy altos, solo posibles para grandes fortunas.

En este sentido la revolución de las fintech está cambiando el escenario de juego, entrando nuevas empresas y formas de negocio que ofrecen alternativas, como es el caso de los Robo Advisors. Este servicio, del que cada vez se habla más ofrece una alternativa a la inversión en renta variable (bolsa) para todo tipo de clientes: más barato, abarcando todo tipo de mercados y con mínimos de inversión más bajos. Pero tampoco podemos definirlo como el sistema perfecto. Por ello lo importante es conocer en qué consiste y las características de un tipo de producto en completo auge.

En qué consiste un Robo Advisor

Un Robo Advisor lo podemos definir como “una solución de inversión automatizada basada en un reajuste automático de carteras empleando algoritmos y que utiliza productos de inversión pasiva como los fondos cotizados o ETF”

Esta definición ya nos habla de un punto clave, automatizar la inversión. Aunque desde hace mucho tiempo muchas de las decisiones de inversión de carteras o fondos de inversión son automáticas, la novedad está en que con el Robo Advisor prácticamente todo el proceso de inversión se hace automático, de acuerdo con una estrategia prefijada. 

De forma sencilla, el Robo Advisor funciona de esta forma: 

  • El cliente proporciona información personal (edad, situación familiar, etc.) y financiera (ingresos, objetivos, aversión al riesgo), etc. 
  • El Robo Advisor asigna a partir de esta información asigna un perfil de inversión predeterminado.
  • El trabajo del Robo Advisor en el tiempo en el que se mantiene esta inversión se limita a ir reajustando a través de un modelo matemático las carteras (cambiando las ponderaciones) según vaya cambiando el mercado. 

Para conseguir este objetivo utiliza fondos cotizados (ETF), productos que replican un índice, es decir, que se limitan a seguir las ponderaciones que este índice (IBEX 35, Eurostoxx 50, etc..), den a cada acción o valor que lo conforma. 

Qué gana el cliente y qué pierde con un Robo Advisor

El cliente con un Robo Advisor tiene acceso a un modelo de inversión sencillo y económico, que con la enorme variedad de los ETF cubre distintos mercados, incluso algunos que de otra forma serían muy costosos. 

Pero también tiene ciertas limitaciones que el cliente debe tener en cuenta:

  • Número reducido de perfiles “tipo”: Dependerá de cada Robo Advisor, pero actualmente suele oscilar entre 3 y 5. Asignado un perfil de riesgo, se establecen unas determinadas inversiones según el algoritmo usado. 
  • El Robo Advisor no tiene en cuenta los objetivos personales de su inversor y mucho menos es flexible a los cambios que pueda sufrir a lo largo del tiempo. En estos casos debes cambiar el perfil de riesgo, algo a veces está limitado.
  • Muy orientados a la inversión a medio y largo plazo. Al centrarse en mantener un nivel de riesgo, en momentos bajistas o de grandes cambios en el mercado, se conforman en replicar sus resultados, aunque sean negativos.
  • Existencia de otros tipos de costes, como las comisiones por el alta o baja de la cuenta, comisiones por transacción cuando incrementas o reduces la inversión en la cartera gestionada o por transferencias que realices, tanto a la hora de invertir como de retirar el dinero.

Por todo ello, el Robo Advisor es una forma de inversión que se añade a las ya existentes, que debe realizar una empresa de inversión supervisada por los organismos españoles (CNMV) o internacional que le corresponda si este servicio se presta fuera de España. Pero en el que el cliente debe tener muy en cuenta sus características a la hora de considerarlas junto a otras ya existentes.

Suscríbete a nuestra newsletter

Todas las noticias de Asufin.tech en tu mail

También te puede interesar