Inteligencia artificial ética: ¿podría Suiza asumir el liderazgo?

Inteligencia Artificial. Robots.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

SWISSINFO – Inteligencia artificial ética: ¿podría Suiza asumir el liderazgo? por Sara Ibrahim – 20.05.20

Libra cambia su libro blanco. La Asociación detrás del proyecto de ‘stablecoin’ ha anunciado este jueves cambios a su definición, especificando que, a parte de la moneda ‘multidivisa’ de la que lleva hablando desde el año pasado, Libra ofrecerá también monedas vinculadas a una divisa fiduciaria de forma individual. Es decir, a parte de una libra global con varias divisas dentro, habrá también libras vinculadas solo a una divisa cada una. Además, en declaraciones a El Confidencial, el director general y COO de la Asociación, Bertrand Perez, ha confirmado que la fecha de lanzamiento se espera ahora para “finales de 2020” – cuando la fecha inicial anunciada en 2019 había sido junio de este año.

Esta decisión se enmarca dentro del diálogo de Libra con los distintos reguladores. “Mientras que nuestra visión siempre había sido que la red de Libra complementase a las divisas fiduciarias, no que compitiese con ellas, una de las preocupaciones cruciales que se nos ha transmitido ha sido el potencial de que la Libra interfiriese con la soberanía monetaria política monetaria si la red llegase a una escala significativa y un gran volumen de pagos domésticos se hiciesen en Libras”, explican en el nuevo documento. “La Asociación ha efectuado cambios en su enfoque inicial, muchos de los cuales vienen desde el enfoque que tienen otros proyectos ‘blockchain'”. Disparte (libra): “No somos una divisa. Las divisas las emiten los bancos centrales”CARLA RAFFINLa ‘stable coin’, liderada en un principio por Facebook, quiere dejar claro que se ha independizado, Facebook es solo un miembro más. Los reguladores desconfían

“Este enfoque tiene el beneficio de permitir que la red contribuya a un uso más extenso a nivel doméstico y proporciona una hoja de ruta clara para integrar las divisas digitales de los bancos centrales (CNBDCs, por sus siglas en inglés) según estas vayan estando disponibles”, especifica la Asociación en el nuevo libro blanco. La iniciativa “empezará, en un principio, con algunas de las divisas mencionadas en la cesta de la multi-stablecoin: por ejemplo, el euro, el dólar, la libra esterlina o el dólar de Singapur”. Sin embargo, desde la Asociación matizan que esta lista de divisas es un ejemplo de las que se podrían unir, pero que no quiere decir que estén yendo específicamente a por esas.

El director general de Libra afirma que cada ‘stablecoin’, tanto la multidivisa como la individual, estará respaldada por la Reserva – la baza de “dinero en efectivo o equivalentes al efectivo y bonos del gobierno muy a corto plazo en esa misma moneda” gestionada y vigilada por la organización. Al igual que con la ‘stablecoin’ multidivisa, esta bolsa de dinero está actualmente siendo alimentada por los miembros de la Asociación, pero el objetivo es que cuando el proyecto empiece a rodar, sea el efectivo depositado por los propios usuarios lo que contribuya a la Reserva de liquidez. Esta Reserva estará protegida por un colchón financiero, recuerda el director general.

Esta opción dará flexibilidad máxima y control a los bancos centrales a la hora de seguir cómo el sistema de libra se desarrolla en sus países

“Esta opción dará flexibilidad máxima y control a los bancos centrales a la hora de seguir cómo el sistema de libra se desarrolla en sus países y proporcionará una ruta clara para integrar las divisas digitales de los bancos centrales según estas empiecen a estar disponibles”, ha añadido Pérez.

Es decir, Libra ofrece una alternativa a su iniciativa de una moneda global (hasta ahora vista como transgresora por los reguladores) proponiendo un tipo de ‘stablecoin’ ya existente en el mercado y más fácil de controlar. El ejemplo más conocido de este tipo de activo es Tether, una criptomoneda respaldada por el dólar que se ha visto manchada por algunas acusaciones de manipulación de mercado. Por ejemplo, hace un año, la Fiscalía de Nueva York alegó que Bitfinex, empresa matriz de iFinex y Tether Limited, tomó prestados en secreto 850 millones de dólares de Tether para cubrir pérdidas – una acusación que la empresa niega. La controversia produjo fuertes caídas en el mercado de criptodivisas. Hay otros ejemplos de este tipo de activo: USD coin, Binance USD, True USD…

La posibilidad de que libra, después de un año de fuertes reacciones por parte de los reguladores y el sector financiero, diese este giro para bajar su proyecto a un terreno más limitado llevaba barajándose desde finales de 2019. Según informó Reuters en septiembre, director de Calibra, David Marcus, alegó en un seminario bancario que la Asociación estaba abierta a alternativas como “una multitud de ‘stablecoins’ distintas que representen divisas nacionales en forma de moneda digital”. Marcus también admitió que era probable que el lanzamiento se retrasase, ya que no querían dar el pistoletazo hasta que consiguiesen “la aprobación regulatoria apropiada”.Zuckerberg apela al patriotismo por libra: “China se mueve con rapidez”EFEEl directivo también ha reconocido el apreto en el que Facebook ha puesto al proyecto: “Entiendo que no somos el mensajero ideal ahora mismo”, ha dicho. “Desearía que fuese otro”

Según Pérez, los cambios anunciados este jueves son la razón por la que la fecha de lanzamiento se está retrasando. La fecha anunciada a bombo y platillo hace un año era junio de 2020 – sin embargo, con el pasar de los meses, los líderes de la institución empezaron a dar señales en declaraciones públicas o a medios de que el lanzamiento sería más tarde. Por ejemplo, el propio Pérez dijo en una entrevista de septiembre con El Mundo que estimaba que el lanzamiento llegaría en “la segunda mitad del año”. Sin embargo, en noviembre, su director de ‘policy’ y comunicación, Dante Disparte, dijo en noviembre de 2019 a El Confidencial que junio de 2020 seguía siendo el objetivo.

El retraso de la fecha no es algo de lo que la Asociación esté informando de forma protocolaria mediante comunicados oficiales como los de este jueves. De hecho, el director general del proyecto solo aclaró que, efectivamente, la fecha planeada se ha retrasado “a finales de 2020” tras ser preguntado al respecto.

Al ser preguntado sobre si la pandemia del coronavirus ha ralentizado los planes de la Asociación, el director general se ha limitado a ejemplificar la utilidad de libra. “Con los planes masivos que los gobiernos han lanzado, estamos ante un ejemplo de situación en la que si hubiese ‘stablecoins’ a gran escala, eso simplificaría mucho la llegada del dinero a la gente, sería casi instantáneo – y ni siquiera estoy abogando por libra en específico, hablo de la tecnología de las ‘stablecoins’ en general.

El papel de Facebook

En el comunicado de este jueves, libra también especifica que se han unido nuevos miembros a la Asociación: la firma de comercio electrónico Shopify y el bróker de activos digitales Tagomi. Estos miembros llegan después de una larga lista de salidas en la segunda mitad del año pasado: Mastercard, Visa, PayPal, Mercado Pago…

Además, la Asociación también ha delineado a cinco miembros que toman “un papel protagonista” en el comité: Anchorage, Bilson Trails, Calibra, Mercy Corps y Union Square Ventures. Los miembros de la Asociación han estado invirtiendo más dinero en el proyecto para alimentar los gastos operativos. Pérez no ha querido revelar cantidades, pero sí que ha recalcado con insistencia en que Facebook ha supuesto menos del 10% del total de esta inversión. El vínculo de libra con la cotizada fundada por Mark Zuckerberg ha sido uno de los mayores dolores de cabeza reputacionales del proyecto, hasta el punto de tener que comparecer el año pasado el CEO de la red social, junto con otros líderes de la iniciativa, frente al Congreso de EEUU.

Libra se define como una organización sin ánimo de lucro, por lo que los miembros no esperan retornos a partir de todas estas inversiones. “Esperamos poder sustentar nuestras operaciones a través de las rentabilidades obtenidas a través de la parte de la reserva invertida en bonos a corto plazo de gobiernos respetados”, apunta Pérez. “Dado el contexto de rentabilidades negativas, también estamos trabajando en otras fuentes de financiación como pequeñas comisiones u otros mecanismos”.El ‘Eurocoin’ del BCE: la revolución desde arriba para enterrar a Libra (Facebook)ÁLVARO MORENO¿Por qué Lagarde está defendiendo ahora públicamente estudiar una criptomoneda europea después de que Bancos Centrales y reguladores hayan cargado contra la de Marck Zuckerberg?

Otros de los puntos que la Asociación ha modificado es el sistema ‘permissionless’, que permitía una red relativamente abierta a todo aquel que quisiese participar en la tecnología blockchain de la divisa. Libra estableció que sería una divisa ‘permissioned’ al principio pero que eventualmente transicionaría a un modelo ‘permissionless’ como el de las criptodivisas. Sin embargo, en la actualización de este abril, Libra ha decidido abandonar esa hoja de ruta. “Los reguladores nos formularon preguntas reflexivas sobre el perímetro de control de la red de libra – en particular, sobre la necesidad de protegerla frente a participantes que quieran apoderarse del sistema y eliminar provisiones de ‘compliance’”, explica la Asociación en el nuevo libro blanco.

Libra, con sede en Ginebra (Suiza) ha anunciado también que ya ha solicitado una licencia como sistema de medios de pago al regulador suizo, FINMA. Según explica la entidad, en la revisión de este proceso participarán también reguladores y bancos centrales de más de 20 países, a través del ‘regulatory supervisory college’ de la propia FINMA. Pérez no ha querido revelar qué países están en este grupo.

Una de las cuestiones que saltan al hablar de las dinámicas entre libra y los reguladores es como algo que pretende innovar en el sistema de pagos puede adherirse a una regulación financiera sólidamente establecida. ¿Pretende este diálogo con los reguladores innovar también en materia legal? “Las licencias de FINMA y otros reguladores están obviamente diseñadas para sistemas de pago tradicionales, habrá partes del marco regulatorio que se podrán adaptar a nuestro modelo”, afirma Pérez. “Sin embargo, eso no quiere decir que no vayamos a cumplir estrictamente con todos los requisitos necesarios para operar – todo lo contrario, tendremos garantías financieras y de transparencia igual que cualquier otra plataforma”.

Suscríbete a nuestra newsletter

Todas las noticias de Asufin.tech en tu mail

También te puede interesar