La crisis de la Covid-19 impulsa la tarjeta como medio de pago

La crisis del Covid-19 introduce nuevas formas de pago sin riegos de contagio
La pandemia precipita la transformación digital de los procesos

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El confinamiento y las limitaciones de movilidad hicieron retroceder el uso de efectivo en España hasta en un 40%

Las condiciones extremas que impuso la emergencia sanitaria de la Covid-19 a partir del mes de marzo han acelerado la transformación digital en los pagos. La limitación de la movilidad por el confinamiento, por ejemplo, contribuyó a consolidar los hábitos de compra del comercio digital y, el uso de tarjeta para efectuar todo tipo de pagos.

Esta circunstancia y la afirmación, de que el efectivo podría llegar a infectar por coronavirus (algo que no ha podido ser demostrado) explica en buena medida los datos de mayor uso de medios de pago electrónicos entre la población.

Caída del efectivo

CaixaBank es la entidad de depósito española con más cajeros en España y desde la declaración del estado de alarma, afirman que la retirada de efectivo en sus cajeros ha caído más de un 40%, considerando que bares; restaurantes; hoteles y grandes comercios han permanecido cerrados. Y en algunos sectores como supermercados y farmacias, la facturación con tarjeta ha aumentado hasta un 65% respecto a la misma fecha del año 2019.

También hay que tener en cuenta que ha habido otros factores que han propiciado dicho descenso, como que a finales de marzo todos los bancos acordaron elevar de 20 a 50 euros el importe máximo para pagar con tarjeta ‘contactless’, es decir, sin introducir el PIN, y que en numerosas comunidades se ha prohibido el pago en efectivo en el transporte público, como sería la Comunidad de Madrid o Málaga

De la misma manera otras entidades como Bankia y Sabadell registran que alrededor del 70% de los pagos registrados se han realizado con plástico. Y no son otros que los más jóvenes los que van por delante en este tipo de pagos. Pues la retirada de dinero entre este segmento de la población ha caído en más de un 68%.

Los cajeros sin cola

Aunque ir al cajero a sacar dinero ha sido una de las actividades permitidas durante el estado de alarma, se trata de un servicio en el que no han abundado las colas. Ya que es el miedo a infectarse de covid-19 el que parece estar detrás. Además, los españoles podrán utilizar los cajeros del banco sin tener contacto físico con él, gracias a un nuevo avance Fintech de la entidad BBVA o poder gestionar operaciones sin necesidad de ir a la sucursal.

Esta opción para retirar efectivo estará disponible dentro del apartado de operaciones con tarjeta. Esta app permite geolocalizar los cajeros más próximos al usuario y solicitar la cantidad de dinero que desee. Como medida de seguridad adicional, el cliente debe introducir una clave que recibirá en su teléfono para firmar la operación. Antes de retirar el dinero deberá acercar el móvil al cajero, sin tener que tocar ni la pantalla ni el teclado en ningún momento. Cada cliente puede retirar por este sistema hasta 300 euros diarios.

¡SÍGUENOS EN FACEBOOK PARA NO PERDERTE NADA!

En el sector financiero existen elevado consenso sobre que la tendencia a la desaparición es inevitable en la Unión Europea, debido al aumento en el uso de las nuevas tecnologías. Que ofrecen numerosos sistemas de pago electrónicos y por móvil, así como el incremento de las restricciones impuestas en su circulación para prevenir el blanqueo de capitales.

Suscríbete a nuestra newsletter

Todas las noticias de Asufin.tech en tu mail

También te puede interesar