¿Qué es y cómo nos afecta la obsolescencia programada?

¿Qué es y cómo nos afecta la obsolescencia programada?
Se trata de un comportamiento poco ético por parte de los fabricantes, pero es tan recurrente que la hemos asumido como normal.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Se conoce como obsolescencia programada a la vida útil que da una empresa a un producto. Es decir, que un producto está diseñado deliberadamente para tener un tiempo de vida específico. Y te preguntarás, ¿Por qué lo hacen?, la respuesta es muy sencilla, pues al quedar esos productos inútiles, los consumidores se ven obligados a comprar nuevos modelos.

Por lo que deducimos que la principal motivación de las empresas es el crecimiento y su lucro económico. Dejando de lado las cuestiones realmente importantes como las necesidades de los consumidores o el bienestar del medioambiente o el aumento de la contaminación.

Las principales causas de la obsolescencia programada son el fallo de algún componente de forma repentina, la ausencia de repuestos por estar descatalogados o que dejen de ser compatibles con otros dispositivos, sistemas operativos o última actualización. Y el problema es que este comportamiento poco ético por parte de los fabricantes, es cada vez más frecuente y está más normalizado. 

Cada vez que algún dispositivo nos deja de funcionar sin cuestionarnos el por qué compramos otro nuevo, esto supone un gasto de dinero innecesario que afecta directamente a nuestra economía doméstica. Y no sólo esto, sino que ayudamos a contaminar el planeta.

Las formas de combatirla es crear una regulación a nivel europeo, utilizar los productos con sellos que garanticen la ausencia de la obsolescencia programada, como el ejemplo español ISSOP (Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada) y exigiendo a los fabricantes que aumenten las garantías.

Suscríbete a nuestra newsletter

Todas las noticias de Asufin.tech en tu mail

También te puede interesar